En línea
©Destiny Gates. All rights reserved. ©Destiny Gates 2014. All rights reserved.

Licencia de Creative Commons

Destiny Gates by The Storyteller is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en The Destiny Gates.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en DG

—Shall we play? »Kassidy

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

—Shall we play? »Kassidy

Mensaje por Khelina el Dom Nov 15, 2015 11:20 pm

Balanceando su cola de un lado a otro, recorría los pasillos del burdel, llevaba menos de una semana su inauguración y se atrevía a decir que estaba siendo muy popular, desde el momento en que abrían ya había varias personas esperando a poder entrar y al cerrar, bueno, ese era realmente un problema, durante esos primeros días no había podido cerrar a la hora que debía por qué el ambiente no le permitía hacerlo.

Esa noche parecía ser exactamente lo mismo, todavía faltaba mucho para cerrar pero por lo que podía ver en el segundo piso y el mini bar, volvería a extender el horario más de lo debido. Como dueña y directora se había autoimpuesto cuidar la seguridad de sus empleados, usando ese argumento como excusa se tomaba la libertad de abrir las habitaciones para verificar que nadie pudiera salir lastimado, sus pasos eran tan silenciosos que ninguno de los clientes podría nunca notar que eran observados.

Lala~ el negocio va mejor de lo que imaginaba~. Se detiene en la barra para realizar un pedido y reponer líquidos, inclinada sobre la barra meneaba su cola de un lado a otro, poco le importaba si ese movimiento alzaba su ropa, al contrario, lo prefería de esa forma. Mientras el cantinero se ponía con su pedido uno de los hombres de la sección de restaurante se acercó a ella, todavía nadie la reconocía todavía como la dueña, la veían como una empleada más. Por el rabillo del ojo analizó la vestimenta del hombre.

Pantalones claros, playera holgada, peinado desarreglado, zapatillas de deporte, el precio de entrada no era excesivo pero tenía la duda de cómo, con esa apariencia había conseguido entrar. Regresó la vista al frente sin dejar de balancear su cola, al tener frente a ella su copa la tomo entre sus dedos para darle un sorbo —. Invito yo, hermano. — Verlo dejar los arrugados billetes sobre la barra, tanto Khelina como el bartender tuvieron que reprimir una risa por ese comentario, estaba intentando invitarle una copa a la dueña del lugar. Con una sonrisa en los labios se acabó el contenido de un trago —. Dime, encanto, ¿a quién debo sobornar para tenerte en uno de esos cuartos de arriba? —

Recargando los codos en la barra giró la cabeza para verlo, incluso su cabello iba desarreglado, se le veía ojeroso y muy desaliñado, no parecía ser precia ser precisamente de su tipo pero sin ánimo de parecer grosera, se río delicadamente y dando unos pasos hacia él se recargo en su pecho, echaría un vistazo a ver quién estaba disponible para que se ocupara de él —. Lamento decepcionarte, guapo~ pero ya estoy reservada~. — Tomó su mano con delicadeza y empezó a caminar entre la gente del lugar —. Pero puedo preguntarle a una de las demás si está libre~. — Para suerte de ella, uno de los cuartos acababa de liberarse y sin dudarlo, le dejo el cliente a la chica. No tenía necesidad de atenderle, su aroma le picaba la nariz, no era su tipo en definitiva.

Volviendo a dar una vuelta más por el local se topó con una chica de cabellera brillante, trato de fijarse mejor en su expresión, por algún motivo no se sentía del todo confiada de su presencia en el lugar.
Khelina
avatar
Femenino

Mensajes :
40

Fecha de inscripción :
11/10/2015

http://thedestinygates.gratisforos.com/t1805-say-my-name-darling
Rebel

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.